CURIOSIDADES DE LA ÉPOCA MEDIEVAL

Durante el tiempo que duró mi trabajo de investigación sobre la época en la que está ambientada mi última novela, no paré de sorprenderme.
En esta entrada, os contaré algunas curiosidades de aquella época que no es otra que la Edad Media.


No podemos olvidar que la Edad Media es un periodo comprendido entre el S.V y el S.XV, esos son un porrón de años, por lo que algunas cosas que pondré aquí, se darán como al principio y luego irán cambiando, así como las personas y la sociedad en general. Esta época comienza en el año 476 con la caída del Imperio Romano y termina en 1492 con el descubrimiento de América por Cristobal Colón o en 1453 con la caída del Imperio bizantino.


HIGIENE

Para empezar os diré que eran bastante guarrillos, y es que estaba mal visto el lavarse el cuerpo o darse baños, incluso llegó a considerarse pecaminoso por la propia Iglesia. Los médicos creían que el agua, sobre todo caliente, debilitaba los órganos y dejaba el cuerpo expuesto a los aires malsanos y que la mugre que lo cubría lo protegía de posibles enfermedades, recomendando el lavado en "seco", solo con un trapo limpio con el que frotaban las partes visibles del cuerpo.
Los más pobres, solían bañarse una vez la año, los de las clases sociales más altas, solían hacerlo dos veces al año.
Se bañaban en la misma bañera, primero el cabeza de familia, seguidamente por los varones por orden de edad, después las mujeres, también por orden de edad, los últimos los niños y los bebés, pero para entonces el agua estaba bien sucia.
Como es de suponer, en aquella época no había perfumes, desodorantes, cepillos de dientes y mucho menos papel higiénico, tampoco retretes por lo que os podéis imaginar que hacían con sus "cositas".






Las mujeres llevaban vestidos que habían sido cosidos para intentar ocultar o tapar el olor corporal al máximo, sobre todo el de las partes íntimas. Las damas más pudientes, tenían a lacayos que las abanicaban, no para que se refrescaran, si no para disipar el mal olor. Además de disipar el aire también espantaban insectos que se acumulaban a su alrededor.








Las bodas se celebraban en su mayoría en junio, al principio del verano, porque el primer baño se tomaba en mayo, y las novias llegaban casi limpias la matrimonio.
Pero aún así, a veces el olor era bastante desagradable, por lo que se comenzó a utilizar flores para adornar a la novia, por el pelo o en el ramo. Se tomó entonces la costumbre de casarse en mayo, después del primer baño. Hoy es considerado como el mes de las novias, y de ahí nació la tradición del ramo de novia.


BODAS


En la Edad Media y Renacimiento para los vestidos de novia, era habitual el uso de telas en colores fuertes, púrpuras, rojas o azules ya que sólo las clases más ricas podían permitirse ese tipo de tintes que requerían un tejido y mantenimiento especial, mucho más caros que el que suponían los tintes naturales vegetales que usaban las clases más desfavorecidas. Dichos colores simbolizaban tanto el poder económico como el social. Cuanto más adornado y trabajado estaba el vestido, más rica y poderosa era la familia a la que dicho vestido servía como escaparate. Eran habituales en esta época los brocados, los terciopelos, las sedas adamascadas, los ribetes de piel de armiño o visón, las gemas incrustadas...
Por supuesto, las clases más bajas no podían permitirse ese exceso y sus vestidos eran de color blanco, pero utilizaban mejores telas que la de los vestidos que se ponían a diario, pudiendo ser de lino o lana y procuraban hacerlo que la mayor cantidad de tela posible, con mangas largas y colas.

El color blanco era utilizado como símbolo de pureza, pero el azul se relacionaba con la virgen, por eso durante un tiempo los vestidos eran azules y se consideraba un símbolo de fidelidad y amor eterno. Incluso, si no iban vestidas de ese color, solían llevar alguna prenda azul para garantizar dichas alegrías.

GASTRONOMÍA

No hemos de olvidar que en este periodo, América aún no había sido descubierta, por lo que todas las cosas que Colón y los posteriores visitantes de aquel nuevo continente nos trajeron, no era conocidos, como por ejemplo, las patatas, el maiz, la calabaza, el cacao etc.
Comían muchos vegetales como  las coles, las remolachas, las cebollas, el ajo y zanahoria se consideraban como material alimenticio primario, se utilizaban en sopas o estofados. También varias legumbres, como habas, garbanzos y guisantes. Utilizaban hierbas aromáticas para sazonar los platos.
                                               
Comían carne, cuando la Iglesia lo permitía, sobre todo caza, como conejos, perdices, ciervos (si tenían suerte) y jabalí (si eran lo bastante valientes). No solían comer vacuno, pues en aquella época se utilizaban para trabajar la tierra y eran considerados artículos de lujo o imprescindibles. Domesticaban cerdos, y varias aves, que servían para el consumo.
Comían mucha fruta. Como el azúcar y la miel eran productos caros, la utilizaban para endulzar los postres.
Bebían vino o hidromiel, después se popularizó la cerveza.


CASAS

Los señores vivían en sus castillos señoriales, los aldeanos en casas construidas alrededor del castillo. En la Edad Media, dependiendo de los materiales de construcción de la región, las casas de los campesinos eran de adobe, piedra o madera y consistían de una estancia o habitación amplia, con cubierta de paja y con un hogar o fogón como centro de la vivienda. Era la vivienda de toda la familia y se utilizaba como granero, y habitualmente también era establo. Hasta el siglo XIII no se creó un espacio separado para los humanos y los animales en el interior de las casas. La mesa era el objeto esencial del mobiliario donde toda la familia se acomodaba, sentada en bancos, a su alrededor. Había estantes para depositar los escasos objetos que poseían y ganchos de madera para colgar los vestidos. No había camas, se dormía en el suelo, habitualmente sobre paja, o en jergones rellenos de paja.


El castillo constaba de una sala grande, que hacía las veces de salón principal, con chimeneas para calentar la estancia., donde el señor feudal comía con sus soldados y por la noche era utilizada como habitación para los que vivían en el castillo, durmiendo en el suelo o sobre jergones.
Después las habitaciones de los señores, y la cocina que solía ser un anexo al castillo.



Todavía me quedan más cositas, como la medicina, las ropas utilizadas o los trabajos realizados, también las clases sociales, pero eso lo dejo para otro día.

Espero que os haya gustado.


7 comentarios:

  1. Gracias Arman por la información, la higiene deja mucho que desear, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Una entrada muy completa, ilustrativa y muy interesante sobre esta apasionante época.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy, muy interesante, qué buen trabajo de investigación :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Qué hambre iba a pasar yo en esa época...y sin café, quita, quita....
    En cuanto al tema de la higiene, no quiero ni pensar cómo quedaba el agua después del baño anual. Y eso me recuerda que, en ese sentido, creo que hay gente de la Edad Media viviendo entre nosotros porque a veces te topas con alguno que.....
    Besos !

    ResponderEliminar
  5. Interesante resumen de aquella época de la que no tenemos tantos datos como creo que desearían los historiadores. Muy bien estructurado y a pesar de no poner en duda dichas curiosidades, desde luego parece un texto coherente.

    Saludos y enorabuena.

    ResponderEliminar
  6. hola! vengo del grupo Anaquel Literario, ya te sigo ^.^)
    este es mi blog http://lacalaveraintelectual.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Me has dejao muerta. Con el olfato tan fino que yo tengo, viajo a esa época y me muero por los olores que tenían esas gente. Es que solo de imaginarlo ya me pongo mala.
    Una entrada super interesante, te agradezco mucho que la hayas compartido con tod@s nosotr@s, ya se donde no me gustaría viajar al pasado... Jejejejejeje!!!

    Besicos azules y perfumados a lavanda.

    ResponderEliminar