QUIERES QUE TE DIGA QUIEN ERES?



Nuestra querida Dama esta malita, asi que vengo yo a sustituir su natural sabiduría por un estudio sociologico de las plumillas, que puedo extender a todo aquel que desee jugar con nosotras, conmigo. 

He pasado un cuestionario de 4 preguntas a mis compis, menos a Dama, que obviamente esta ocupada con esa cosa verde que le sale de la boca.

1ª pregunta.
¿Que historia te sugiere esta foto?


Para Raquel Campos le sugiere "Me sugiere una historia ambientada en los famosos carnavales de Venecia e histórica, y añade... 
-La máscara ocultaba su rostro por completo y la peluca de cabellos blancos, ocultaba los propios rojizos. Tan solo sus rasgados ojos verdes eran visibles, y esperaba que nadie la reconociera. No podía comprometer el buen nombre y la posición de su familia. El trabajo que le acometía esa noche, era suyo. Esa venganza que nacía de su corazón despechado y le pedía su propia vendetta. " 
Creo que todos coincidiremos en que queremos esa historia.

Para Claudia Cardozo la inspira una historia de Carnaval, de misterio y con un final trágico, muerte de por medio. 

Para Julianne Mala historia de una mujer que, por dolor y presionada por el contexto, debe ocultar su verdadera esencia tras la imagen que los demás quieren tener de ella. 

Para Arman Lourenço un secuestro y grandes problemas para encontrar al o la secuestrada antes de morir

Aunque debo decir que para Lorraine Coco la historia ya esta escrita, porque le recuerda a la novela de Josephine Lys “Un disfraz para una dama”.

Es evidente que todas quieren escribir esta historia a excepción de Lorraine que prefiere leerla, porque ella con su encadenados, no quiere escribir sobre máscaras, ni venecias. 

Esto es lo que sugiere a escritoras, pero y las lectoras, ¿que pensarían de un libro que tuviera esta portada?

2ª pregunta. Si fueras Macgiver y encontraras a tu paso un rio caudaloso, ¿que harías?

Aqui se demuestra que las plumas estan un poco para allá. Si tenemos en cuenta que el rio y el agua, significan en el inconsciente los problemas que se nos presentan y la forma que tenemos de resolverlos.

Para Lorraine, Se daria un baño porque asi se le aprietan las carnes, literalmente. A esta mujer le gusta vivir bajo presión. Las que la conocemos lo sabemos, y las que no, ya os lo digo yo.

Para Arman la solución es facil, si tiene ganas nada hasta alcanzar la otra orilla, o si no sigue caminando hasta que se acabe el rio.

Sin palabras.

Julianne, es evidente que es imaginativa, ella crearía una ballesta, con una flecha atada a una cuerda y la lanzaria al otro lado del rio, y despues haría cuerding hasta alcanzar la otra orilla. 

Claudia. Más trabajadora, que aemás se ha visto todos los episodios de macgiver se hace una balsa con los troncos de los árboles más cercanos. ¡OLE!, Raquel coincide con Claudia, o al revés.

Y tú querida lector o lectora, ¿Harías algo diferente?

3º Pregunta.

¿Que libro elegirías para hacer una película?

Yo me refería a uno de los suyos, pero me hacen tanto caso, como al tio de la lista.

RaquelEl escalón 33 de Luis Zueco
 
Arman, uno de aventuras medievales pero dice que no se le ocurre ninguno. ¿?

Julianne  una versión nueva, pero clásica (aunque con las formas de edición de ahora) de "Crimen y castigo".


Lorraine La Portadora ¡oleeeeeeeeeeeeeeeeee! una que me entendió.

Claudia, de La sombra del viento de Zafón

Y las seguidoras de este blogs y sus autoras, ¿cúal de nuestros libros llevarías a la gran pantalla?.


4º pregunta.

Que aniam elegirías entre una pantera, un caballo, un perro o un gato

El animal nos define, o al menos compartimos con él parte de sus cualidades principales. Esto es una clase de seudosicologia, que no debéis prestar demasiada atención porque es un juego.

Raquel.Caballo.

Ama la libertad, pero también puede vivir "domesticada"

Julianne. Perro, dudo entre perro y caballo.

Esta muy domesticada. Es lo que hay.

Claudia. Caballo. 

Lorraine Pantera. 
Es evidente que se ve elegante, pero es una depredadora, no en el sentido de devorar al enemigo, sino de atrapar entre sus garras todo aquello que desea. 

Arman, no tenía ganas de contestar esta pregunta..


Bueno esto además de un juego, es una entrevista multiple, donde si habéis puesto atención, cosa que sin duda confio en que habréis hecho, habréis conocido un poco más de algunas de las que formamos parte de este club, el único donde Goucho Marx querría estar. 

DEL ALMA EN LOS LIBROS Y OTRAS COSAS



A veces pienso en las cosas más extrañas, y estas mismas cosas me llevan a pensar en asuntos más raros aún. Por lo general no las comparto, pero ya que este blog en particular está directamente relacionado con los libros y es un tema del que tratamos mucho por estos lares, además de que tenemos la fortuna de contar con personas que pasan por aquí que son muy talentosas y aman la lectura y escritura tanto como yo, se me ocurrió que podría comentarlo.

Con frecuencia pienso acerca de todo lo relacionado con la escritura, este gran mundo "nuevo" en el que muchos estamos involucrados y cuántas cosas se leen al respecto, todas las discusiones y diferentes puntos de vista que abundan, y me puse a pensar en que, entre esa montaña de consejos y opiniones, con poca frecuencia leo algo respecto al libro en sí, y esto es no solo curioso, sino también un poco desconcertante. Es decir, si buscamos por la red o prestamos atención a los temas que se tratan con mayor frecuencia, sin duda encontraremos montones de artículos relacionados con estrategias de publicidad, plataformas de venta, cómo hacer las portadas más bonitas y atrayentes e, incluso, y algo que encuentro siempre un poco chocante, pero que se ve mucho, y estoy consciente de que esta es una opinión muy impopular, ese afán por vendernos al protagonista de las novelas románticas como el epítome del hombre perfecto. Y ojo que a mí me encanta la idea de fantasear con el personaje de un libro; estoy perdidamente enamorada de Mr. Darcy, aunque confieso que si por escoger fuera me quedaría sin dudarlo con un devoto Coronel Brandon, además de que, cuando escribo, me gusta poner un rostro a mis personajes y resulta emocionante que una lectora me haga saber cuánto le ha gustado aquel en el que puse tantas horas de esfuerzo y a quien considero ya parte de mí. Y sin embargo, esa práctica cada vez más difundida de presentarnos al personaje masculino como un ser perfecto, en particular por fuera, con el objetivo de revolotearnos las hormonas a las mujeres, quienes como se sabe somos las mayores consumidoras de novela romántica, pues la verdad no me termina de convencer. Soy una mujer heterosexual en la flor de la treintena, desde luego que encuentro atractivo a un hombre de físico infartante; pero llega un momento en que te saturas con todas esas imágenes y empiezas a preguntarte qué pasa con la protagonista, por ejemplo, de la que a veces se dice poco o nada, o ya que estamos, qué ocurre con la trama, de la que se dice aún menos…



Pero divago con los hombres perfectos, es que ese es un tema que da para mucho y se merece una entrada propia, así que lo dejo ahí y vuelvo al punto de los libros en sí. Decía que además de la ortografía, gramática, la portada y esas cosas, y no digo que no sean importantes, que Dios sabe son primordiales, no puedo evitar preguntarme si no hemos perdido un poco la brújula respecto a lo que en verdad importa en una obra, y es que esta llegue al lector de un modo especial, que le inspire sentimientos, sean buenos o malos, que le remueva algo en el pecho. La historia en sí, ese todo que te provoca amor, odio, o indiferencia.

Y entonces recordé algo que siempre me ha rondado, la idea de si un libro puede tener "alma". Mi respuesta es del todo afirmativa, aunque sé que puede ser un poco raro porque algunos verán a un libro como un objeto inanimado que puede contener historias muy buenas, pero que no deja de ser eso, una "cosa". Pero para mí va mucho más allá, es como un vehículo mediante el cual un autor puede volcar sus emociones y hacer que lleguen a quien tenga la dicha de leerlo.

He leído muy poco en mi vida para lo que desearía y sé que aunque viva mil años nunca podré leer todas las obras que tengo en mi infinita "lista de pendientes", pero me he topado ya con toda clase de libros y, con el tiempo y la experiencia he aprendido a percibir lo que un libro en verdad quiere decir, y lo que simplemente no puede.

Nada me emociona más que un libro "con alma", y llamo así a aquellos que me inspiran emociones. Libros que me hacen reír, llorar, quizá incluso que me enfurecen, que ha pasado, pero todo ello es positivo, porque siento que en verdad "ese libro" ha podido hacerme llegar lo que el autor con tanto cariño deseó transmitir. Entonces, al terminarlos, siento una gran pena porque sé que esa historia ha terminado, pero al mismo tiempo me veo inundada de un profundo cariño porque esa historia ha pasado a formar parte de la persona que soy y allí se quedará por siempre.



Y luego están los pobres libros "sin alma", como les digo, que pueden ser perfectos en muchos detalles, excepto en lo que se refiere a inspirarme algo, lo que sea. Son esos libros que te hacen esbozar la misma sonrisa que le dedicas a un completo extraño en el elevador tan solo como un acto de cortesía, o que te provocan fruncir el ceño como reprimenda a alguien que pasó por tu lado y no pidió permiso. Todas reacciones mecánicas y faltas de corazón. Cuando tengo la mala fortuna de encontrarme con un libro como estos, me siento un poco como Marianne Dashwood, una de las protagonistas de Sentido y sensibilidad, de Jane Austen, que no comprende dónde está el corazón de su hermana Elinor, porque no puede "ver" sus emociones, y al cerrar el libro lo contemplo como un bello cascarón vacío, y pasa sin demora a ocupar un lugar en mi estantería, uno casi olvidado.

Me pregunto, a veces, si el problema no estará en el lector, pero no estoy del todo convencida porque una cosa es que el libro no te guste por una serie de motivos, y otra que simplemente no te inspire ni siquiera eso, desagrado, que al fin y al cabo es una emoción. ¿Qué dicen ustedes? ¿Alguna vez han pensado en un tema como este? ¿Se han hecho estas raras preguntas? ¿Creen en el alma de los libros?

Sobre autores/as que están en la cumbre y sobre los que no llegamos al primer escalón

Muy buenas mis amigos y amigas lectores/as.



Hoy me presento con una entrada algo calentita, y es que en el mundo en el que últimamente me rodeo, veo cosas que o bien, se escapan a mi entendimiento, o me ponen de los nervios.

La mayoría me conocéis, soy una persona tranquila y evito a toda costa cualquier tipo de enfrentamientos, pero no soporto a las personas que van de sobradas por la vida.

Me explico.

Bien es cierto, que no todas las escritoras tenemos buena calidad literaria, no todas escribimos grandes historias, no todas somos cultas y con cuatro carreras universitarias, pero no por ello debemos ser menos.

Voy por la vida, tan tranquila, sin meterme con nadie y entro en Facebook, para una autora que auto-publica, las redes sociales son el mejor modo de poder dar a conocer nuestro trabajo, y procuro frecuentrarlas siempre que tengo algo de tiempo libre.

Me gusta ver y comentar los estados de mis compis.

Hay algunas que sinceramente, se las ve el plumero.

Una autora, publica en su muro, alguna novedad, contenta de compartirla con el resto del mundo, y siempre hay quién en los comentarios deja pullitas publicitarias en plan, "anda, pues vamos a ser compis de editorial", "pues mira, no me acostumbro a estar en el number one", "no suelo mirar el ranking, pero me hace gracia ver que mi novela está junto a la tuya", "pues yo no promociono mis novelas y me salen contratos editoriales como roscos"...
En fin.
Mi mente, que a menudo me da la impresión de que está algo perturbada, piensa (sí, lo sé, es algo extraño, pero de vez en cuando no puedo evitarlo y mi neurona se enfunda el chándal y se pone a hacer ejercicio como una loca), ¿tan necesitada/o estás de atención que andas por ahí dejando clara tu posición en el gremio?

Y luego, por curiosidad, me fijo en su muro, para comprobar si es que la persona en cuestión tenia un día de promo o es así y me encuentro con que es todavía peor.

O aquellas, que en su inmensa sabiduría, modifican un articulo ya escrito por otros y lo dan como propio.Y no se te ocurra comentar lo obvio..



Yo creo en la humildad.

No digo que escribo mejor que nadie, ni lo pretendo. Me basta con saber que me esfuerzo al máximo y procuro hacer bien mi trabajo. No voy pregonando mis victorias, como tampoco mis derrotas, son algo fundamental de la vida. De las victorias, nos queda disfrutar, de las derrotas, aprender. Todo nos viene bien.

Cada autor o autora, tiene su público, siempre hay una novela para una lectora. El criterio, a la hora de escribir, tanto como a la de leer, es  personal.
Lo que a una le ha parecido la mejor novela del siglo, para otra ha sido una porquería. Todo es respetable.

No diré que no me lleno de orgullo cuando una lectora me manda un mensaje y me dice que le encantó mi historia, mi forma de escribir o mis personajes, pero normalmente me lo guardo para mí y lo disfruto en privado.

En esta vida, si algo he aprendido, es que todo es efímero, tanto la fama, como el éxito, como estar hundido en el pozo más profundo y oscuro. Todo, todo, acaba pasándose.
Los que fueron grandes, por unos días, unas horas, unos segundos, acabaron relegados al olvido. Y después, ¿Qué te queda? ¿Seguir rumiando, viviendo de aquél recuerdo?

No, querida. Prefiero seguir en mi línea, pasar desapercibida, ser leída por mi trabajo, por el boca a boca, no por mi "gran autoestima", no por mi "soberbia" o mi capacidad de entender que en el mundo no hay nadie mejor que yo, porque os contaré un secreto, siempre hay alguien mejor, en cualquier parte, en cualquier género, en cualquier trabajo. Por mucho que te esfuerces, puedes llegar a ser buena, reconocida, con cierto prestigio, pero siempre habrá alguien mejor...

No entiendo, y quizá es debido a mi personalidad, a esas personas que se creen lo más de lo más. ¿Eres buena? ¿Vendes millones? Me alegro, lo juro. Pero ten por seguro, que si yo llego a vender millones, no te enterarás por mi persona.

Luego están, las que se piensan que hay clases, los de la época medieval, pero traídas a pleno siglo XXI y, hablo siempre de escritores/as, que es el mundillo en el que me muevo. Los/as que miran por encima del hombro a los que consideran inferiores por ir por libre, o por no publicar con un "gran sello" editorial. Somos como la peste, una plaga difícil de erradicar y que hace mucho daño.

Pues hoy me siento generosa, ahí va otro secreto.

Hay muchas autoras que simplemente no sienten la necesidad de firmar un contrato para seguir escribiendo y publicando, que son muy felices con su estado actual, que disfrutan de la libertad sobres sus obras, sus portadas, sus presentaciones, etc...

Si de algo estoy segura, es de que un sello no te hace mejor escritor/a.

Antes de pensar siquiera en escribir, he leído, muchísimo. Todos los géneros disponibles y a todo autor/a que caía en mis manos. 
He sido una asidua a la biblioteca porque mi falta de recursos no me permitía comprar todas las novelas que podía leer. Han caído entre mis manos tanto joyas literarias, que después de años no puedo olvidar, como novelas tan malas que me costaba un enorme esfuerzo poder terminar, muchos de ellos, autores consagrados, reconocidos, incluso Premios Planeta. Sí, novelas que según iba leyendo mi mente retorcida pensaba, ¿cómo es posible que hayan publicado esto? Pero lo hicieron, "grandes sellos editoriales", concediendo prestigio y beneficios a quién a mi entender, poco merecían. Y desde que me he aficionado al Kindle han caído en mis manos novelas, de autoras noveles, o independientes, o amazonitas, que han conseguido que se me pusiera el bello de punta y mi corazón saltara emocionado en mi pecho, ansioso y contento de poder leer historias tan bien escritas y tan maravillosas.



Lo que quiero decir, después de todo este rollazo, es que la editorial no hace al autor, es el lector el que tiene el poder de subirte a lo más alto o dejarte caer, y es por ellos, y pensando en ellos, que debemos tratar nuestro trabajo con humildad, pues el lector tiene la última palabra sobre nuestro trabajo. El que yo diga que mi novela es original, divertida, marvillosa, con personajes fantásticos,  no la convierte en tal, lo sería si esos adjetivos salen de la boquita de una persona que se ha sentado y ha tenido la molestia de leer mi novela.

Tengo la suerte de estar rodeada de GRANDES AUTORAS, pero muy grandes, con una calidad narrativa que ya la quisieran muchos, que trabajan horas y horas, que luchan, que se esfuerzan, que sacrifican el tiempo que pueden descansar o estar junto a sus familias, para mejorar, para aprender, para trabajar y van por la vida como una más, y cuando les dices lo buenas que son, agachan la mirada y se sonrojan.

Humildad, queridas mías, una palabra olvidada y para muchos vacía, pero que dice mucho de aquellos que la practican.


Por supuesto, esto nada tiene que ver con las que intentamos darnos a conocer por medio de la promoción en el mundo de las redes sociales, promoción no es igual a subidón de egocentrismo, no equivoquemos términos y no me malinterpretéis.

Me despido por hoy, que nadie se de por aludido, que como se ha podido comprobar no hay nombres ni referencias personales, y si te duele, quizá deberías pensar que en esta vida, nadie es más que nadie, por muy buena que seas en lo que haces, o por mucho que destaques. Los dones no nos hacen superiores, nos convierten en seres especiales, y son esos dones los que nos definen, los que nos dan la oportunidad de que los demás nos conozcan y la superación, el esfuerzo, el trabajo, son virtudes.

Y con esto, no quiero dar clases de moralidad, ni nada parecido, no soy nadie para hacerlo, ni creo que deba, solo expongo mi opinión, que como siempre digo, puede coincidir o no, con la tuya, pero que es igual de respetable.





LA MÚSICA Y LAS LETRAS



La música es un arte antiquísima. Algo que siempre ha movido al ser humano y le ha motivado en muchas facetas de su vida diaria.  El hombre primitivo encontraba música en la naturaleza y en su propia voz. También aprendió a valerse de rudimentarios objetos (huesos, cañas, troncos, conchas...) para producir sonidos. Las primeras civilizaciones ya tenían un gran concepto de la música y utilizaban varios instrumentos. 



La música ha cambiado mucho y ha acompañado al ser humano en su camino hacia el progreso.
Sabemos cómo es de importante la música en la vida de las personas, como influye a los cambios de ánimo y a todo. También es muy influyente para los escritores. Es un arte que nos inspira, y que,  acompañado de  nuestro nivel emocional nos influye de una forma u otra en lo que estamos haciendo.



Hoy me gustaría abrir un debate o más bien lanzar una pregunta.
¿Escribís acompañándoos con música o preferís crear una banda sonora que os inspire y escribir en silencio?



Personalmente escojo la segunda. Me encanta la música, me conmueve y me inspira por igual, pero a la hora de escribir me gusta regocijarme en el silencio para que todo fluya mejor. Tengo una amplia banda sonora de diferentes estilos que me gusta mucho y que no me canso de escuchar nunca. Esas canciones a veces me han inspirado y me han ayudado con alguna idea que quería florecer. Soy muy exquisita en lo que a gustos musicales se refiere. Lo mismo me gusta una canción de Gun,s Roses que una balada de The platers.

Os dejo unos vídeos que eh encontrado en you tube con música muy bonita para relajarte y buscar inspiración:


Espero vuestras opiniones. Raquel Campos.

L@s Lector@s

Hay tanto tipos de lector@s como de libros, pero voy a reducirlas a cuatro grupos.
Primer grupo, las que más me molan, las que leen de todo.



Son esas personas, de todos los generos, aunque aquí aparezca una mujer con sombrero y fumando en un sitio cerrado, (las antitabaco que no se me ericen). Para ellas un libro es una compañia, a veces mucho más interesante que una persona. Porque reconozcamos que los seres humanos somos un poco coñazo la mayor parte del tiempo.
Les gustan todo tipo de libros, porque en todos ellos encuentran algo.

El segundo grupo esta formado por lector@s exigentes. Sólo leen aquello que es considerado literatura con letras mayúsculas, todo lo demás es para ellas trabajo de redacción de colegio, huyen de los bestseller porque si venden mucho, quiere decir que el libro le gusta a alguna persona idiota, y claro, ellas no leen lo que leen los idiotas. 



Por supuesto, si en la portada del libro se encuentra el nombre de Borges, Kundera o algún autor parecido lo leen y sacan las conclusiones que sacan el editor en el prólogo de la obra, porque son intelectuales, y se permiten discrepar con estos "genios" solo en la apariencia. Les gusta el sectarismo de pertenecer a una casta donde el azul electrico de Klein es una obra maestra no comparable con Sorolla, un español que pintaba gitanos. 

Este grupo no me mola nada. 

El tercer grupo, personas que sólo leen betseller y lo que otras personas les recomiendan.  Este grupo también me mola. 


Personas que nunca han cogido un libro, lo cogen para leer la vida o milagros de las personas que conocen a través de los medios, que ven que leer puede ser entretenido y que si les damos tiempo acabaran siendo  los lectores del primer grupo.


Por último el cuarto grupo, más conocido como TROLLS, no estoy segura de que sean lectores de verdad, aunque la mayoría sigue y persigue como grupies a autoras de exito, generalmente su unica interacción con los libros y las autoras que no son del sequito de la Gran Madre, es trollear.



Se les reconoce facilmente por el mal olor que desprenden en todas sus palabras, no valoran el trabajo de los demás, se limitan a conspirar como autenticos 007 contra cualquier autor que despunte en esto de escribir. 

Este grupo aunque es divertido por lo patético, no me molan nada. Los podréis distinguir facilmente, cuando alguien anuncia su libro, enseguida se abren los privados, los grupos de wasap, los blogs y la puertas del infierno, para verter mierda sobre el escritor en cuestión, seguidamente encontrareis una buena critica de su autor o autora fetiche, donde hasta la mierda con más moscas de esta Gran Madre es mejor que una buena novela donde pasan cosas. 

Porque en las novelas tienen que pasar cosas. Pero claro a lo mejor yo estoy equivocada, ya me conocéis, siempre sin criterio, si no que se lo pregunte a mi alter ego.




Mi consejo a las lectoras, leer comprando que es como mejor se lee.

Bendito lunes

Buenos días a tod@s.
 
Hoy día 13 de octubre, me toca a mí la entrada. Los que me conocen saben que adoro el 13, me encanta. Me parece un día mágico y en el que todo es posible. Por eso os deseo un feliz día 13 lleno de nuevas posibilidades y sueños por cumplir. Y os comparto este mini relato que espero os inspire a comenzar este lunes saboreando todo lo bueno que ofrece.
Un beso a todos y feliz comienzo de semana.
 
 
 


Bendito lunes

Los domingos han vuelto a ser esos días. Días lánguidos, repletos de silencios ensordecedores. Días en los que te bastan y te sobran los pensamientos. Días, en los que se apodera de ti la apatía, el recuerdo, la melancolía. No me gustan esos días y sin embargo no dejo de caer en ellos, como en un precipicio oscuro, tétrico, pero seguro, ya he caído allí muchas veces. Sé lo que hay, y sin embargo, no cesa de abrirse bajo mis pies. Sé lo que tengo que hacer, no hay nadie que tenga tan claro como yo como se sale de allí. Pero no puedo hacerlo, tal vez no quiero.

Sé que mañana será otro día, los lunes no son un mal día, al menos para mí, no, porque me permiten sumergirme en el bullicio de la actividad frenética. En los tiempos sin tiempo. En las horas cortas, en los problemas imposibles, en la vorágine de necesidades ajenas que me impiden pensar en las mías.

¿Por qué tiene tan mala fama un día que te permite escapar de ti mismo?
Bendito Lunes.
 
Lorraine Cocó

Tormenta de ideas: una puerta a la creatividad


¡Hola a todos! Antes que nada, ¡me alegra volver a escribir para todos ustedes! Y ahora sí… ¿En dónde nos habíamos quedado? ¡Oh, cierto! En la creatividad.
Como había comentado en una entrada, para escribir una buena novela (como así también para cualquier producción artística) es necesario un factor clave: la creatividad. Pero también nos cuestionamos cómo hacer para que ésta despierte, pues no siempre está dispuesta a aflorar como si nada. Bueno, es cierto que existen innumerables formas de lograr tal cometido, pero una forma sencilla, divertida y que evita en sobremanera ciertos momentos de frustración es el uso de la técnica llamada tormenta de ideas. Pero antes de decir algo sobre esta herramienta, haré unas sencillas y cortas aclaraciones. Por empezar jamás (menos tratándose de la bellísima, libre y amorfa creatividad) uso de forma fiel y fría ninguna técnica, pues sería contradictorio a la hora de hablar de “crear”. Segundo, esta técnica suele ser usada en el ámbito empresarial y para resolver problemas de las organizaciones de forma grupal, algo que no se está planteando aquí. Y tercero, no tomaré de forma indiscutible y exacta los pasos de esta técnica, simplemente usaré algunos de sus elementos claves que son útiles para despertar la creatividad o, al menos, para despejar la tensión que evita que el rasgo creativo surja.

Pasos a seguir

Pues bien, tormenta de ideas… Como he dicho, muchos escritores suelen sentirse “bloqueados” a la hora de crear una novela o de continuarla. Y el sentirse así genera la presión “debo escribir / debo crear y continuar” que no hace más que arruinar o disminuir el brillo que estaba teniendo nuestra historia. Entonces es este el momento en que resulta ideal aplicar la tormenta de ideas.  (Recuerda que puedes hacerlo con otros, pero la idea es que al ser “tu propia novela” la hagas solo tú). La idea principal es hacerse una pregunta y dar no más de diez respuestas (escríbelas en un papel y no deseches ninguna, todas son buena ideas al inicio). Y recuerda siempre empezar por lo más general hasta llegar a los detalles. Por ejemplo, la gran pregunta “¿qué escribo?” puede tener, entre las diez respuestas, “1) historia de amor; 2) historia de acción; 3) historia de suspenso, etc”.  De esas diez respuestas conviene elegir tres, de las que, luego, podrás elegir una o fusionar dos de ellas, por ejemplo: Elijo “historia de amor con tintes de suspenso” (fusión de 1 con 3).  Después de esta pregunta general, conviene cuestionarse sobre el contexto socio-histórico: “¿en dónde y cuándo transcurre la historia?” y nuevamente eliges diez opciones de las que elegirás tres  y de esas solo una (o fusión de dos).  Y así puedes continuar hasta preguntarte “¿qué tipo de personalidad tendrá el protagonista?”, “¿qué pasará con ´x´ personaje?” “¿qué tipo de final tendrá la historia?” y mucho más también.


Y claro, a simple vista pareciera una técnica bastante mecánica, pero al llevarla a cabo verás que no requiere mucho tiempo, te distenderá y te hará soltar ideas que nunca imaginaste tener. ¡Hasta reirás! (recuerda que lo esencial es no juzgar ninguna idea por absurda que suene). Inclusive, puede ocurrir que respuestas que ya tenías elegidas decidas cambiarlas a causa de otras elecciones hechas en otras preguntas.

Como sea, lo importante es que pasarás un buen momento que te relajará, te hará reír y si no te proporciona el ideal de novela que quieres escribir, al menos eliminará el famoso “bloqueo del escritor”.
¡Aquí les dejo otras técnicas que suelen usarse!

¡Espero que le sirva!




Julianne May









Fuente de imágenes: "Lluvia de ideas" en http://compartimosunbrunch.com/
                                    "Ideas" en trabajados.com  

Posss: Opiniones, lectores, nuevas normas de la RAE y otras cosas

Esta semana voy como un avión con motores radioctivos, así que ni me acordé de la entrada que tenía que hacer por estos lares.

¿Qué puedo escribir o comentar en estos momentos de tensión mental? Estoy enfrascada de lleno en mi próxima novela y con muchas ganas de que vea la luz y la podáis leer.

Ya se de que podemos parlamentar, reflexionemos sobre opiniones:

Los lectores muchas veces piensan que las escritoras o escritores se enfadan si el libro no les ha gustado  y muchas veces el escritor se encuentra con una reseña que pone su novela de vuelta y media pero no explica el motivo del por qué no le ha gustado. O eso o dejan una opinión en amazon de esas que nos dejan K.O



Ahí yo me pregunto ¿Qué necesidad hay de lapidar a un pobre escritor/a que hace su mejor esfuerzo por crear una estupenda historia? A muchos nos gustaría que esas criticas nos las hicieran llegar. Valoramos todas la opiniones, sean buenas o malas, bueno salvo algunos casos excepcionales, siempre y cuando estén bien argumentadas y no sea, como en algunos casos, con malicia intencionada.

Lo que si que quiero aclarar, y ya hablando desde mi propio punto de vista, es que lo que nos molesta es que una persona tilde de basura o de mediocre una novela sin tener una base o una lógica con la que respaldar dicho insulto. 

Por ejemplo: Si me dicen que mi novela CNH 1º Sentencia de Amor no les ha gustado porque el género no les atrae, o porque encuentran que le falta acción, o cualquier opinión con un explicación razonable yo no me enfado, porque como lectora me pongo en su misma situación. Siempre tenemos que dar, me incluyo, nuestra opinión desde el respeto y argumentando el motivo. 

Puede que alguno piense: 
- ¿Por qué narices tengo que argumentarle nada a un escritor cuando me he gastado el dinero en comprar su obra?, si no me gusta no me gusta y punto.

Tenéis todo el derecho de pensar así, pero tener en cuenta de que nadie es perfecto y que con las criticas constructivas aprendemos y crecemos tanto como personas como, en este caso, escritores.

Os pongo un ejemplo para que me entendáis mejor: 
¿Cómo se puede mejorar una comida que está super salada si nadie le dice a la cocinera que le echa demasiado sal, que con menos esa comida estaría más buena? 
Pues en este caso es exactamente lo mismo ¿Cómo vamos a mejorar nuestras historias si nadie nos dice con claridad donde erradica el problema o el fallo?

A todos nos gustan que nos digan lo bien que escribimos y lo que os gustan nuestras historias, pero personalmente también me gusta que alguien me diga, pues mira Dama en este punto podrías añadirle tal cosa para que tenga mas sentido esto o aquello. 


Me he encontrado con que algunos lectores, menos mal que eran dos o tres, han comentado que la portada de mi novela, la de la primera edición, les parecía horrorosa, a otros sin en cambio les encantaba. 
Hay que tener en consideración todas las opiniones, pero también que cada uno tiene su gusto personal y que hay que respetarlo.

La portada de la segunda edición en cambio ha gustado a todo el mundo, al menos que alguien la haya criticado sin yo enterarme.



Como se suele decir: "Para gustos los colores" A todos no nos puede gustar lo mismo, de ahí que hayan tantas opiniones dispares, distintas y diferentes. (Mal asunto si todos pensáramos igual, seríamos clones sin celebro)

Muchas veces un lector critica una opinión de otro lector. Pero pensad que no todos pueden pensar como nosotros, que hay que tener en cuenta que a lo mejor lo que nos parece malo a nosotros a otros les encanta y viceversa.Véase mi caso que yo a veces discrepo con otros lectores en las opiniones que dejo en mi Blog de reseñas La Guarida del libro. Yo siempre soy sincera pero siempre desde el más profundo respeto. (Aunque no suelo reseñar libros que no me han gustado, ¿Para qué?, podéis cotillear mi blog en este enlace de aquí)

Yo como lectora soy muy crítica, y bien lo saben mis plumillas, pero siempre argumento mis opiniones y razono con los escritores que me tienen de lectora 0 para hacerles ver donde pueden mejorar o que cambios harían que su novela estuviera mejor.

Y ahora hablando de lo mío:
Algunos dijeron que mi novela tenía muchas faltas de ortografía, nunca me dijeron que tipo de faltas, cosa que me habría ayudado a rectificarlas. El caso es que después de pasar por las manos de un corrector, las únicas faltas que habían eran de puntuación y alguna faltita que se me había escapado, como a cualquier escritor de cualquier editorial. (Y eso que pasan por manos de más de un corrector experimentado).

Queridos míos algunas palabras que antes se acentuaban ahora ya no. La RAE cambia las normas cada dos por tres e intento siempre amoldarme a ellas, pero que queréis que os diga con tanto cambio nos vuelven tarumbas.



EJEMPLO: La palabra río, con tilde, es un sustantivo que significa: corriente natural de agua dulce y que desemboca en otro río.

Tiene otro significado: gran cantidad de una cosa, por ejemplo:

Un río de gente.
Un río de lágrimas.

La palabra rio, sin tilde, es el pasado del verbo reír, antes se escribía con tilde (rió) pero ahora la RAE considera que es un monosílabo y no se tilda.

DESCRIPCIÓN SACADA DE LA RAE:

Un grupo limitado de palabras que tradicionalmente se habían escrito con tilde por resultar bisílabas (además de ser agudas terminadas en -n, -s o vocal) en la pronunciación de buena parte de los hispanohablantes —los que articulan con hiato las combinaciones vocálicas que contienen—, pasan a considerarse monosílabas a efectos de acentuación gráfica, conforme a su pronunciación real por otra gran parte de los hispanohablantes —los que articulan esas mismas combinaciones como diptongos o triptongos—, y a escribirse, por ello, sin tilde, ya que los monosílabos no se acentúan gráficamente, salvo los que llevan tilde diacrítica.

Las palabras afectadas por este cambio son formas verbales como crie, crio, criais, crieis y las de voseo crias, cria (de criar); fie, fio, fiais, fieis y las de voseo fias, fia (de fiar); flui, fluis (de fluir); frio, friais (de freír); frui, fruis (de fruir); guie, guio, guiais, guieis y las de voseo guias, guia (de guiar); hui, huis (de huir); lie, lio, liais, lieis y las de voseo lias, lia (de liar); pie, pio, piais, pieis y las de voseo pias, pia (de piar); rio, riais (de reír); sustantivos como guion, ion, muon, pion, prion, ruan y truhan; y ciertos nombres propios, como Ruan y Sion.


Yo he leído libro plagados de faltas con mayúsculas, pero suelo fijarme más en la historia y en como está narrada.



Bueno después de esta reflexión me despido para irme a dormir. A mi mente fluyen miles de ideas, quieren escaparse y verse plasmadas en el papel, pero se quedarán guardas en un cajón de mi celebro hasta que termine "Furor Asiático" Una novela 
diferente con la que me estoy riendo muchísimo, sentimiento que espero que les llegue a los que se atrevan a leerla.




Dama N. Prayton

LA IMPORTANCIA DE LA DISCIPLINA AL ESCRIBIR



Con frecuencia, quienes escribimos hablamos de las musas, esos seres casi mágicos a los que atribuimos la capacidad para inspirarnos. Bueno, me gusta pensar que existen, como comentábamos en una anterior entrada acerca de El genio de la creatividad; pero también es cierto que la disciplina juega un papel primordial en el proceso de creación. Es más, creo sinceramente que es el esfuerzo el que sirve de aliciente para que estas llamadas musas lleguen hacia nosotros, las llamamos con el pensamiento y el deseo de crear.

Es curioso, pero no importa cuántas ideas me ronden, si no trabajo en ellas poco importa tener un pelotón de musas haciendo guardia frente al ordenador, no hay trabajo que no se realice si no le ponemos ahínco y verdadero esfuerzo.

Alguna vez leí que Mario Vargas Llosa dijo: "La escritura es disciplina, no inspiración que cae de un árbol", y en gran parte estoy de acuerdo con él, aunque confieso que su actitud casi militarizada no va conmigo; soy un poco más relajada porque creo que nunca podré escribir sintiendo verdadero placer si me pongo lineamientos tan verticales, prefiero desviarme un poco en el camino y luego volver al sendero, pero sin dejar de hincar los codos en el proceso.

Prefiero, por mucho, el plan de trabajo que esbozó Henry Miller cuando empezó a escribir Trópico de Cáncer. Me encanta que tuviera todo tan claro, que supiera cuál era su meta, pero se diera tiempo para otras actividades que a la larga enriquecieron a su proyecto. Este es el curioso plan de Miller, el mismo que llevó a cabo, y tuvo como resultado una de las grandes obras de la literatura universal.



Mandamientos:

1. Trabaja en algo hasta que termines.
2. No empieces nuevos libros, no agregues material nuevo a Black Spring.
3. No seas nervioso. Trabaja con calma, alegría, imprudencia o lo que sea que tengas a la mano.
4. Trabaja de acuerdo al Programa, no al ánimo. ¡Detente en el momento señalado!
5. Cuando no puedes crear no puedes trabajar.
6. Consolida un poco cada día, en vez de agregar nuevos fertilizantes.
7. ¡Mantente humano! Visita personas, ve a lugares, bebe si te apetece.
8. ¡No seas un caballo de tiro! Trabaja únicamente con placer.
9. Descarta el Programa cuando lo desees —pero vuelve a él al día siguiente. Concéntrate. Afina. Excluye.
10. Olvida los libros que quieres escribir. Piensa únicamente en el libro que estás escribiendo.
11. Escribe, antes que nada y siempre. La pintura, la música, los amigos, el cine: todo eso viene después.



El Programa (así, con mayúscula) al que se refiere Miller en la lista anterior:

Mañana:

Si atontado, escribe algunas notas y asigna, como estímulo.
Si en plena forma, escribe.

Mediodía:

Trabaja en la sección en curso, siguiendo su plan escrupulosamente. Sin intrusiones, sin desviaciones. Escribe para terminar una sección a la vez, para bien de todo.

Tarde:

Ve amigos. Lee en cafés.
Explora zonas poco familiares —a pie si húmedo, en bicicleta si seco.
Escribe, si estás de ánimo, pero solo sobre el programa Menor.
Pinta si vacío o cansado.
Toma notas. Haz esquemas, planes. Corrige el manuscrito.

Nota: Deja tiempo suficiente durante el día para hacer una visita ocasional a los museos, un boceto ocasional o una vuelta ocasional en bicicleta. Bosqueja en cafés, trenes y calles. ¡Deja las películas! Biblioteca para referencias una vez por semana.



¿No es interesante? A mí entender una compacta y clara lección de escritura, una que procuro seguir, aunque a veces, la conocida procrastinación me tiente con sus garras. Sin embargo, me aferro a mi frase favorita de su plan: "Mantente humano" y con eso claro, una vez le dedicamos a la escritura el tiempo que merece, y del que disponemos, claro, está todo bien. El bloqueo del escritor es otro tema del que me encantaría comentar luego, claro.


¿Y ustedes qué opinan? ¿Musas o disciplina?

YA HEMOS VUELTO!!!!!

Muy buenas, queridos lectores y queridas lectoras. El verano acabó y eso significa que las vacaciones también.
Ya estamos aquí, con energías renovadas y dispuestas a dar mucha guerra.
Estos meses de sequían en cuanto a nuestras entradas en el blog, han sido muy fructíferas en nuestras carreras, hemos aprovechado muy bien el tiempo y os traigo un montón de novedades, que espero os gusten.
Comenzaremos por Dama N. Prayton.
Todos sabéis que de momento tiene una novela publicada, CRÓNICAS DE LA NUEVA HISPANIA I: Sentencia de Amor.
Una novela de ciencia ficción-distopía con tintes románticos, algo fundamental y es que nuestra Dama tiene un gran corazón y se nota en sus escritos.


Nuestra querida plumilla, publica ahora su novela de manos de una editorial nueva, Tempus Fugit Ediciones.
Tiene unas maravillosas sorpresas guardadas de ésta novela en formato papel, que serán la delicia de cualquier lector/a que sea apasionado/a de este género literario, pero no seré yo quién los desvele aquí.
También está trabajando en dos proyectos, que con suerte, espero que vean la luz muy pronto (Dama, muy pronto!!), dos novelas sorprendentes y maravillosas, con las que sin duda vamos a disfrutar mucho.




La siguiente será Lorraine Cocó.

Este verano ha trabajado mucho, mucho.
Como sabéis ha publicado sus novelas de la serie AMOR EN CADENA con la editorial HARLEQUÍN, pero no solo las que ya tenía publicadas, en su haber se encuentran dos novelas nuevas y como todo lo que ella hace, son maravillosas, lo digo con conocimiento de causa.







Y como novedades veraniegas dos novelas, Gotas de chocolate y menta, continuación de la serie AMOR EN CADENA

 
Y la Portadora, novela de romance-paranormal
 
 
 


¿Se me olvida alguna? Es que esta autora no para de escribir.

La siguiente será Raquel Campos.

Todas conocemos las dos novelas que tiene publicadas
 
 





 

Pues ahora nos sorprende con una novela más, de manos de Ediciones Ortiz, no os la podéis perder


 

Continuamos con Julianne May

Esta mujer escribe a la velocidad de la luz, lo tengo comprobado, y su calidad como autora es maravillosa.

Ha publicado La última rosa negra, con al editorial Tempus Fugit Ediciones


Y la siguiente, El legendaro juicio: El oscuro origen de la leyenda, que es la presecuela de la novela anterior.

Para finales de Septiembre o principios de Octubre, la editorial Tempus Fugit publicará otra de sus novelas, titulada Más allá, una historia que promete.



Nuestra siguiente plumilla trabajadora, es Claudia Cardozo.

Ella también a publicado con Tempus Fugit:


Su primera novela sigue gustando mucho, y es que no puede ser más bonita:


Y este verano nos ha sorprendido con una nueva novela



Seguimos!!!

Aunque no sé si debo, la siguiente es Lury Margud.

Esta mujer, inquieta por naturaleza, no para de hacer cosas, menos de las que le gustaría hacer, estoy segura.

Ha publicado toda su serie LOS HORTON con Tempus Fugit Ediciones, tanto en novelas individuales, como de dos en dos. 







 
 




 
 
Como no podía ser de otra manera, no me puedo olvidar de la primera novela de Lury,  Amor inesperado, también de manos de Tempus Fugit
 



A finales de Septiembre, se publicará su úlitma novela, esta vez, según ella, una historia que le ha quedado "algo rara", pero que no debemos tenérselo en cuenta. Yo creo que exagera, porque es una novela fantástica.




Y por último yo.

Jamás pensé que esta entrada me fuera a quedar tan larga, pero es que mis compañeras no paran de escribir y publicar, para deleite de las lectoras.

Pues yo... he publicado también con Tempus Fugit todas mis novelas, Secretos desvelados está teniendo una acogida totalmente inesperada, y he alcanzado los primeros puestos en el Top de amazon, algo que no había conseguido jamás.








Y aunque penséis que no, yo también he trabajado mucho, a finales de Septiembre o principios de Octubre, verá la luz mi siguiente novela, una historia distinta que espero sea de vuestro agrado.
 


Como podéis comprobar por esta laaaaaaaaaaarga lista de novelas, las plumillas no paramos, nos gusta lo que hacemos y procuramos hacerlo lo mejor posible, para vosotras y por vosotras, nuestras queridas lectoras.

En este nuevo curso que comienza, esperamos seguir en el candelero, traer historias originales, divertidas, románticas, pero también contamos con la vida real en muchas de estas novelas, y la vida real, no siempre es fácil.
Por eso os animo, si no habéis leido nada de las plumillas, a que nos conozcáis, leáis nuestras novelas, nos déis la oportunidad de estremeceros, de haceros sentir, de contaros historias y vidas ajenas, que os hagan soñar y disfrutar.
Sin duda no os arrepentiréis, la calidad de mis compañeras es de 11 sobre 10.

Y después de todo lo dicho y aquí expuesto, me voy a tomar un tentempié, que creo que me lo merezco.

Besazos!!!!!