CAMBIOS EN LA ORTOGRAFÍA



La ortografía es el conjunto de reglas y convenciones que rigen el sistema de escritura normalmente establecido para una lengua estándar.



La Real Academia Española (RAE) ha publicado recientemente sus nuevos cambios sobre Gramática y Ortografía. Muchos no entienden el porqué de estos cambios y otros tantos alegan que  aun no han aprendido una norma, cuando la RAE decide cambiarla.

En nuestro caso y como escritoras, es muy importante el correcto dominio tanto de la gramática como de la ortografía, además nos da una buena imagen social y profesional.

A nivel literario, se censura mucho a las personas que no poseen una correcta comunicación escrita. Así que lo único que podemos hacer es ponernos al día de los cambios que sufren las normas:

1º cambio:

Las letras “ch” y “ll”, quedan fuera del alfabeto en español. Serán dígrafos, tal como la “rr”. Este cambio consiste en reducir el alfabeto, debido a que estas letras son combinaciones de otras que ya están incluidas en el abecedario.

2º cambio:

La “y” griega se llamará (ye), v (uve) y w (uve doble).

3º cambio:

La conjunción disyuntiva “o” se escribirá siempre sin tilde.

4º cambio:

La supresión del acento ortográfico en el adverbio solo y los pronombres este, ese y aquel.

5º cambio:

En el caso de las palabras “guion”, “hui”, “Sion”, “truhan” o “fie”, deben escribirse obligatoriamente sin tilde.

6º cambio:

No será correcto escribir “piercing, catering, sexy, judo o manager” (es decir: piercing, catering, sexy), si no se hace en cursiva o entre comillas, para remarcar su origen extranjero, como es la norma para este tipo de vocablos.

7º cambio:

Los prefijos “ex”, “anti” y pro” ya no estarán separadas de la palabra que los precede.





Para saber más sobre el tema:

 Puedes descargarte un archivo: aquí

Puedes ver estas diapositivas: aquí


Páginas de interés: aquí  y  aquí


***


Errores ortográficos comunes:







De los Hombres

Muchas de las lectoras que no suelen leer romántica, se suelen quejar de que los hombres que hacemos protagonistas de nuestras novelas son demasiado guapos ( después les hacemos casi perfectos por dentro, por que en el fondo nos gusta que le den a la protagonista un algo en lo que pensar antes de consumar). 




Vosotras mismas. 

Esto es como el chiste de caperucita, perdonarme la grosería.... le pregunta el lobo a caperucita, donde vas niña tan bonita., y ella contesta..... a la lavarme  el c...ño al río..... pues claro, el cuento cambia.

Las lectoras de romántica no se creen lo que están leyendo como si fuera un manual de vida, es simplemente una lectura que la ayuda a evadirse, sabiendo que además pase lo que pase tenemos un final feliz. 

Los libros tienen que tener la capacidad de identificarnos con los personajes, aunque ni nos parezcamos a ellos, tienen que tener reacciones comprensibles, por raras que sean, para que el lector, la lectora generalmente se identifique. Y en el momento que te identificas la historia es tuya, tu eres ella, no importa si tiene el pelo rojo y los ojos verdes y tu eres morena de ojos castaños, eres ella, por que la comprendes.

Y porqué nos gustaría ser ella y que ellos fueran nuestros. 

No vamos a trascender nuestro yo más profundo leyendo este tipo de novelas, pero vamos a ser un poquito más felices durante su lectura. El mundo real nos espera a todos fuera, donde la vida golpea con mayor o menor medida a cada uno de nosotros, pero para las que adoramos la novela romántica, con sus dosis de emoción, de amor, de desamor, de intríngulis peliculero, le robamos a la vida un momento de bienestar, de emoción.

En este club tenéis siete escritoras, todas diferentes y sin embargo todas tenemos en común que durante el tiempo que dediques a leer nuestros libros, volarás. 






Ella

¡Buenos días a tod@s!
A veces, muy de cuando en cuando, cada vez más alejado en el tiempo, me da por escribir un poema. Ahora me apetece mucho más escribir historias, las novelas me secuestran y me transportan a sitios de lo que no me apetece marcharme por largos periodos de tiempo, pero a veces un poema llega  mi mente sin preverlo, sin esperarlo y recordándome una época de adolescente en la que llenaba cuadernos enteros con ellos. Hoy os dejo uno de esos poemas que llegan como una brisa fresca a mi cabeza dejandola volar un ratito. Espero que amenice también vuestro lunes.
Un besazo enorme y feliz semana.





Ella

 

En sueños me hablaron de ti

de tu mirada perdida

tu sonrisa dulce

tu falda tímida

y tu corazón

envuelto en papel celofán.

 

De tus sueños tempranos

tus miedos infantiles

tu voz trémula

y tu alma sedosa

y a estrenar.

 

Y fui a buscarte

como el que busca un sueño

formado entre las nubes

etéreo, volátil, intangible, perfecto.

 

Te vi

paseando como un ángel

a dos palmos del suelo

endulzando la brisa

con tu esencia de caramelo.

Las pestañas te rozaron las mejillas

un triste tarareo

se perdió entre tus labios.

 

Después te fuiste,

dejando entre las calles

tu anhelante melodía.

Las letras de las canciones

son como espadas o bálsamos

ácido o besos con sabor a canela.

Ahora solo queda la huella.

 

Cierro los ojos

y del mundo me aísla

el silencio que me envuelve

como una sábana tibia

como una suave caricia

me acuna lentamente.

Recuerdos  tuyos

en los que mi iris

sin rumbo vacila

sin rumbo se mece.

 

Registro Safe Creative; Código: 1304224988786

 

 

¿Cómo escribir una "buena" novela?

Sin duda alguna, es una de las primeras y principales preguntas que nos hacemos todos los que amamos el mundo de la escritura. Pues bien, son muchos los factores que influyen en que una novela sea “buena”. Sin embargo, antes de pensar en todo lo que podemos mejorar para hacer la novela soñada es definir qué es “bueno” para cada uno. Para muchos, el que una novela sea muy buena implica que se venda mucho en el mercado, que capte la mayor cantidad de públicos posibles, que sea dinámica, entretenida, que se destaque por una técnica maravillosa, que responda de forma limpia a todas las reglas de la RAE, que llame la atención, etc (incluso todos estos puntos juntos y más también). Claro es que no es la intención aquí exponer cuáles son correctos y cuáles no, pues en realidad, ninguno de estos factores (ni otros tampoco) son mejores o peores, simplemente son distintos y responden a los diferentes puntos de vista y objetivos que pueden tener los autores.

Lo interesante es saber que, escribas lo que escribas, siempre habrá alguien que esté buscando el tipo de novela que tú has escrito y esto es porque los lectores son muchísimos y muy distintos entre sí; de allí se explica la variedad de públicos. No obstante, para poder hacer la novela que tú deseas, será imprescindible e inevitable el uso de la creatividad. No hay que confundir este concepto con el que popularmente se tiene de “original” (como aquello extraño o totalmente distinto de lo que se viene consumiendo), sino creatividad en tanto la forma  que permite hallar caminos alternativos para expresar aquello que tanto deseas (de aquí, también se relaciona con el concepto de “original” en tanto producción de nuevas ideas a partir de procesos de asociación, pero es un tema demasiado extenso como para tratarlo en esta entrada. ¡Seguro lo haré en la próxima!).

Muchas veces las estructuras son necesarias para poder mantener el lineamiento, orden y sentido de la novela, aun así, pensar la historia eliminando eso que nos limita ayuda, en gran parte, a que aquello que queremos transmitir, expresar y hacer sentir al lector, sea mucho más fiel que haciéndolo de forma convencional.  Así, tal vez una escena que la teníamos “pensada” de forma muy clara, adquiere un sentido mucho más rico y cercano a lo que uno realmente quiere transmitir si se la expresa con ciertos toques propios de nuestra imaginación.

Y entonces surge la pregunta, ¿cómo consigo la creatividad suficiente para lograrlo? Bueno, la creatividad, justamente por ser lo que es, se consigue por medio de diversas maneras. A veces un sueño que, aunque no tenga que ver con el tema de nuestra novela, nos puede aportar esos toques diferentes; otras veces, una conversación, una salida, un viaje, una vivencia. Pero si aún cuesta mucho poder escapar de esas estructuras, una forma fácil y segura de abrir las puertas a la creatividad es estimular nuestros sentidos, pues son ellos los que nos permiten el primer contacto con el mundo. Así, estimular la visión contemplando el pasaje de una noche a un amanecer, el sentir el canto de las aves cuando todos aun duermen o el sentir el viento con los ojos cerrados y en sumo silencio, nos permiten sentir de tal manera que pueden surgir una serie de emociones que, lentamente, pueden llegar a unirse con esa idea que tenemos ganas de escribir en forma de novela. Y, aunque parezca poco probable, puedo asegurarles que son muy distintas las palabras de un escritor que escribe habiendo elegido revivir ciertas sensaciones y/o emociones que las de un escritor que sólo describe.


Pues bien, sea como sea, la creatividad permitirá que aflore de ti aquello que en realidad deseas comunicar y hacer sentir.  Pero, por sobre todo, hará posible que salga a luz detalles que sólo son tuyos, pues surgen de lo más profundo de ti.  Y así, sin duda alguna, tu novela será tan única e irrepetible como lo eres tú.




¡Saludos y hasta la próxima!


Julianne May 

Reflexión: ¿Con sello o sin sello?

Hola mis queridos lectores, he pensado mucho en lo que debía escribir en la entrada de este Lunes, pero hay algo que me da vueltas y vueltas y más vueltas desde hace algún tiempo.

¿Por qué muchos lectores solo se fijan en si un libro tiene un sello editorial? ¿Por qué no se atreven a leer a autores que van por libre? ¿Qué ocultan algunas editoriales? ¿Es realmente amazon una simple plataforma de 

auto-publicación o esconde algo más que no vemos?



Como en la entrada anterior, de mi querida plumilla Arman, quiero hablaros de varios factores que llevan al lector a cometer un error garrafal, y que conste que ahora escribo desde este lado del punte, no como escritora sino como devora-libros.


Arman mencionó algunos comentarios que se estaban haciendo en los últimos tiempos sobre los auto-publicados (Podéis leer su entrada aquí), y debo decir que hay que primero distinguir que son  autores auto-publicados, autores que enmascaran la auto-publicación (ahora os explico como) y autores independientes.

1) Autores auto-publicados son aquellos que llevan sus manuscritos a una imprenta y pagan todos los gastos de impresión. Después de todos esos gastos tienen una enorme labor por delante para dar a conocer sus novelas, distribuirlas o venderlas en su web o de otras formas..


2) Autores que enmascaran su auto-publicación pagando a una editorial un pastón para que les publiquen.


3) Autores independientes, son aquellos autores que deciden publicar por alguna de las plataformas que hay a nuestra disposición, en este caso os hablaré de amazon.


Los tres grupos tiene en común una cosa, todos tienen que valerse de todos los medios a su alcance para darse a conocer, y para que sus obras tengan la oportunidad de ser leídas.

La ventaja que tiene el segundo grupo es que van de la mano de un sello editorial, esa es la única diferencia. 



Quiero hablaros de este segundo grupo y haceros reflexionar, en que muchas veces, compráis un libro SOLO porque lleva el nombre de una editorial, pues bien que sepáis que siguen siendo personas que pagan, no por servicio  de auto-corrección, sino porque maqueten el libro y pongan su sello, el trabajo sigue siendo el mismo, ya que el autor tiene que hacer todo el trabajo para que sus libros se vendan y lleguen a los lectores.


Muchos lectores hemos cometido el error, de pensar que un libro es mejor solo por ir acompañado de un sello editorial, como si fuera algo imprescindible, pero queridos míos, no es así. Algunas editoriales hacen un buen trabajo e incluso corrigen el manuscrito, y se esmeran en crear una buena portada y un buen diseño interior, pero muchas veces no es el caso.
(Ojo no estoy en contra de las editoriales, soy consumidora habitual de sus libros, al igual que un día a lo mejor me da por ahí y me animo a enviar algún manuscrito ha alguna, eso sí no pienso pagar ni un euro porque en amazon estoy muy agustito)


Hablando de amazon, yo pensé que por publicar allí era una auto-publicada, y ahora resulta que no.

Me he enterado de que amazon es una gran multinacional, una empresa legalmente asentada, y que considera a los autores que publicamos con ellos, autores independientes.

¿Qué quiere decir? pues que amazon es una editorial online, que sí, que el trabajo de maquetación, corrección y la portada es cosa nuestra, pero ellos se encargan de distribuirlo por todo el mundo.



Según me comentaron en un departamento gubernamental, amazon es una editorial internacional, se lleva su 70% e incluso tiene la autorización de dar un ISBN válido, legalmente hablando, me quedé estupefacta al enterarme de todo esto y por eso llevo tiempo queriendo compartir toda esta información con vosotros.



Pero la cuestión de la entrada de hoy no es del todo esa, la cuestión es que muchos lectores tienen reparos a la hora de leer a un autor que no publica con un sello editorial, y quería pediros que nos deis una oportunidad, que es cierto que hay de todo, habrá historias buenas e historias malas, pero eso pasa también con los libros de las editoriales. 


Es como abrir un melón, no sabes si estará bueno hasta que lo abres y lo pruebas, pues con un libro es lo mismo, hasta que no lo lees no sabes si será una joya escondida.



Yo antes apenas entendía el mundillo amazonita (por cierto reclamo esta palabra oficialmente mía, ya que me la inventé yo, lo sé, sueno petulante, pero es que es la pura verdad, amazonita, amazonitas, amazónate, todas ellas son de cosecha propia), no conocía ningún autor y tenía esa incertidumbre, ahora debo deciros que compro y leo muchos libros de autores que publican en amazon y estoy descubriendo maravillosas joyas literarias, grandes historias y autoras que me han hecho adicta a sus novelas, algunas de ellas forman parte de mis plumillas, y que conste y reafirmo que no tengo nada en contra de ninguna editorial, de echo mis queridas plumillas Lorraine Cocó y no sé si puedo deciros ya cual más, publican o publicarán en un futuro cercano con editorial, así que no van por ahí los tiros.



Así que lectores ya sabéis, tenéis ante vosotros un mundo lleno de grandes historia, aventuras increíbles, romances maravillosos, sagas inolvidables, dejaros llevar por las historias que se encuentran en cada uno de los libros que, con mucho mimo y cariño, escribimos.



Todo libro merece ser leído. Para cada lector hay una joya escondida esperando ser descubierta, dejaros arrastrar por las olas de la imaginación y dejar que autores que no conocéis entren en vuestras vidas con sus maravillosas historias. 

Nos leemos pronto...                                     Dama N. Prayton

EL GENIO DE LA CREATIVIDAD



Siento una tremenda fascinación por conocer el proceso creativo de otros escritores y descubrir, además, todo lo relacionado con las muchas aristas que conforman la escritura en general. Creo, sinceramente, que todo este conocimiento nos enriquece como autores; aún más, diría que también nos ayuda a ser mejores seres humanos y a desenvolvernos con más sabiduría en todo aspecto de nuestras vidas.

Quizá hayan oído hablar acerca de las charlas TED, en las que diferentes profesionales de todo ámbito comparten sus conocimientos y experiencia con el mundo, de modo que podemos vernos reflejados en sus ideas. Como imaginarán, presto especial atención a las charlas dadas por escritores.

Elizabeth Gilbert es una autora estadounidense que ha escrito novelas, ensayos, cuentos, entre otros; sin embargo, el libro que la catapultó a la fama, y que si no han leído, sin duda han oído hablar de él, o visto la adaptación cinematográfica, es Come, reza, ama, ese súper Best Seller que aún hoy está tan bien considerado. Bien, Elizabeth dio una charla TED en agosto del 2012 en la que explora el proceso creativo y comparte una serie de preguntas que como autora se ha hecho muchas veces, en especial luego del éxito de su novela. 

Voy a dejarles el video subtitulado de la charla para que lo vean si así lo desean, se los recomiendo mucho; son apenas veinte minutos que se pasan volando y es una delicia escucharla, pero antes de eso quiero compartir algunas de las cosas que  he absorbido y procesado de él y que espero les impacten tanto como a mí.



Elizabeth empieza esta charla presentándose como escritora y reconociendo que esta actividad es el gran amor de su vida, así como el hecho de que el tremendo éxito que tuvo su novela Come, reza, ama, tuvo un gran impacto en su vida, ya que se vio de pronto en un momento crítico que habrán experimentado todos aquellos creadores que de pronto conocen un éxito en parte inesperado. En este punto es imposible no preguntarse: "¿Y ahora qué?" ¿Cómo enfrentar el proceso creativo con bríos si todo el mundo te dice que  posiblemente no puedas escribir algo mejor que lo ya conocido? ¿Da miedo? O si aún no has conocido el éxito propiamente dicho, ¿acaso todos los que decidimos escribir no nos enfrentamos al temor de dar ese paso tan decisivo en nuestras vidas? Nunca he estado en el lugar de Elizabeth, no tengo ni idea de si ocurra alguna vez, pero tengo algo claro, y es que el miedo es bueno. El miedo te mantiene vivo, despierto, y de alguna forma te recuerda que no estás por encima de nada ni nadie; te hace más humano que nunca. 

Y es respecto a la humanidad del escritor que Elizabeth explora un tema  muy interesante y que da título a su charla, porque se refiere con frecuencia a ese "genio de la creatividad". En la antigüedad, se consideraba que el proceso creativo no pertenecía tan solo al ser humano; el pintor, escritor, compositor, etc, dependía de demonios, como se les llamaba en Grecia, o genios, lo que prefiero, como les llamaban los romanos. Estos entes, por llamarles de alguna forma, influían en el creador de tal forma que el proceso podía considerarse  un trabajo compartido, y la idea es brillante. Y es una verdadera lástima que con el pasar de los siglos se haya perdido esta noción, porque como menciona Elizabeth en su charla, de un tiempo a esta parte el escritor adopta una actitud de ente omnisciente que lo convierte en esclavo de su genio, ese que en realidad debería ser un compañero al cual apelar cuando lo necesitamos, acogerlo a fin de ir de la mano durante el proceso de creación. 



Ojo, no digo que un escritor deba quedarse cruzado de brazos frente al computador esperando que un duende, elfo o cualquier otra criatura sobrenatural se presente ante nosotros y nos haga el trabajo mientras tomamos una siesta; nada de eso. Soy una ferviente creyente de las palabras de Stephen King respecto a que el proceso de escritura es un trabajo arduo que requiere disciplina y buenos nervios. Sin embargo, la idea de quitarle solemnidad a una actividad que requiere tanto de nosotros; nuestra mente, corazón, sin contar la gran carga emocional que implica, en verdad tranquiliza y nos confiere cierta libertad para escribir sin esa excesiva presión que a la larga puede lastimarnos tanto como a nuestra obra.

Al final, la escritura es un trabajo de por vida, no existe una edad de jubilación; es algo que forma parte de nosotros y lo hará hasta el último aliento, así que el poder vivir esta experiencia con alegría, desenfado, amor, y sobre todo, compromiso, es realmente una oportunidad que todos debemos estar dispuestos a aceptar y celebrar sin permitir que jamás se convierta en una carga. 

Bueno, dejo de hablar, o escribir, y comparto el video. En serio, si pueden verlo en algún momento, no dejen de hacerlo, estoy segura de que lo amarán. 


DE PUBLICADOS Y AUTOPUBLICADOS

Me tocó!!!

Con todas las nuevas plumillas que somos ahora, las entradas se hacen muy lejanas entre unas y otras, por lo que a veces, simplemente me olvido de que me toca a mi, también lo achacaré a mi mala cabeza, no voy a mentir.




Estoy muy contenta de que el club vaya creciendo, de que día a día seamos más las que compartamos este pequeño hueco en el ciberespacio donde hablar y comentar, darnos a conocer y conocernos entre nosotras mismas, porque todas, al fin y al cabo, tenemos la misma pasión. Escribir.


Últimamente estoy viendo en ciertos foros, blogs o comentarios en las redes sociales, una especie de cruzada contra los autopublicados.
Como todos sabéis, y si no ya os lo digo yo, de momento las dos novelas que tengo publicadas son autopublicadas o publicadas de manera independiente, no digo que sean mejores ni peores, pero para gustos colores.
Lo que yo no veo bien es esa forma indiscriminada y generalizada, de meternos a todos en el mismo saco, y os pondré un ejemplo.

Días de Soledad la publiqué directamente en amazon, no busqué editorial, ni quise hacerlo, pero Grandes secretos desvelados, sí. Como mi experiencia en el sector era mínima me dije a mí misma que enviaría el manuscrito de una en una, y lo envié  a una editorial más bien pequeña pero conocida, con la idea de que una vez tuviera contestación, positiva o negativa, podía enviar el manuscrito a otra distinta. Tuve contestación en menos de quince días, estaban dispuestos a publicar la novela bajo coedición, ¿qué es eso?
Pues es sencillo, hacen una factura con todos los gastos que ocasiona publicar: corrección, maquetación, diseño de portada, impresión... etc y después la factura se divide en dos, la mitad la pongo yo, la otra la editorial.
En aquél entonces, yo acababa de quedarme en el paro, por lo que no disponía de tanto dinero y tampoco me apetecía pagar para que me publicaran y encima, yo que no sé nada de nada, necesitaba de un abogado para que leyera el contrato, porque me había enterado de que algunas editoriales tiene truco en la letra pequeña, así que les envié un correo y les dije que no podía pagar tanto dinero por lo que no seguía con la publicación. Y me decidí por amazon, que al fin y al cabo es gratis.

Aquí el quid de la cuestión.
Si yo hubiese adelantado ese dinero, hubiese arriesgado, mi novela hoy estaría publicada bajo un
sello editorial, por lo que estaría en el grupito de las publicadas con editorial.
 ¿Eso significa que mi novela sería mejor de lo que es? ¿O qué yo sería mejor escritora de lo que soy?
El caso es que la novela sería la misma, y la escritora también.
Pero como me decidí por la autopublicación, no entro dentro del grupo de escritoras, soy una persona que escribe de forma mediocre y satura el mercado con basura que no debe ser leída.

Yo no sé que me depara el futuro, no sé que será de mí mañana, ni que pensaré hacer, ni que ofertas encontraré, lo que si sé es que no se puede generalizar, ni meter a todos en el mismo saco, porque yo conozco grandes escritores/as que son autopublicados y la calidad de sus obras y su forma de escribir son muy superiores a muchos escritores/as publicados y respaldados bajo un sello editorial.

Este mundo no es fácil, cada día (y hablo solo por mí), estoy aprendiendo, mejorando, superándome. Lo intento con todas mis fuerzas y no me gusta que me menosprecien sin  conocerme o lo que es peor, sin haber leído algo que yo haya escrito. Bien es cierto que la primera novela deja mucho que desear, y la segunda es un poco mejor, y yo espero que la tercera supere a las anteriores y así sucesivamente, soy consciente de mis limitaciones, pero también de mi esfuerzo por mejorar y superarme.
El trabajo que realiza una editorial a la hora de publicar, lo hacemos todo los autopublicados. Yo, con la tercera novela que espero publicar en breve, La Deuda, llevo con la maquetación y corrección más de un mes, me esfuerzo al máximo para que todo quede perfecto y no haya errores, alguno se me pasará, seguro, pero no será por no intentarlo. Lo que hace que los o las autopublicados/as trabajemos el doble para ver nuestras obras en el mercado.
Bien es cierto que los habrá que no se tomarán tantas molestias, que tendrán faltas de ortografía o ortotipográficas, incluso yo tendré ese tipo de faltas, no lo negaré, pero el trabajo que lleva detrás es inmenso, al igual que el esfuerzo. Yo he leído y tengo en mi poder, novelas de editoriales que a la hora de leerlas me dolían los ojos con tantas faltas, pero claro, es una editorial, pero si a mí se me pasa una coma mal puesta, o una tilde, no tengo perdón.

No le quito el pan a nadie, porque me  estoy ganando yo el mío, que también necesito comer y tengo gastos, hay millones de lectores y no solo leen un libro, por lo que un solo lector, que es apasionado de la lectura, como lo puedo ser yo, lee tres o cuatro libros semanales, multiplica eso por millones de lectores y contesta, ¿no hay un hueco para todos?

Si mis novelas no te gustan, lo acepto, y aprendo de los errores cometidos para no repetirlos, pero respeta a aquellos lectores/as que sí disfrutan con mis historias, porque al fin y al cabo, al escritor no lo hace su obra, sino sus lectores.


Como siempre digo, esta es mi opinón personal, que nada tiene que ver con mis compañeras plumillas. Espero vuestros comentarios, pero siempre desde el respeto, porque eso nos hace más grandes y mejores personas. Un saludo a todas/os

Arman Lourenço Trindade

MICRORELATO+VÍDEO

El poder de la música es inimaginable. A tod@s nos gusta mucho. Es algo que nos acompaña en el día a día y que nos despierta muchos sentimientos. Me gusta escucharla mientras hago las tareas de la casa, hace que las musas se presenten y me hagan soñar con mis historias. Mientras escribo no suelo escuchar, me gusta la tranquilidad y el silencio, pero creo que cada línea que escribo se identifica con alguna canción en particular. 

Hoy quiero compartir un relato que escribí hace tiempo y que, en particular, me gusta mucho. La canción que me inspiró para escribirlo es una de las que más me gustan. Espero que os guste:

VUELVE


Estoy en la cama echada, mirando el techo y preguntándome si volverás de nuevo a mí. Aunque pienso que ya es tarde para mí, he tenido mucho tiempo y ahora el silencio me embarga y me destruye por dentro. Han sido tantas las veces que he podido decirte esas palabras que ya ni me acuerdo, pero algo me detenía…quizás el temor a no ser correspondida.



Ese miedo es ahora el que me está destruyendo poco a poco. Anhelo tus besos con sabor  a caramelo. Tu aroma me invade y me presiona, ¿cómo es posible añorar un aroma?
Se añoran los besos, las palabras, las caricias…pero un olor. Pues eso es lo que siento, cuando me levanto por las mañanas aun puedo verte estirado en la cama y con las sábanas prendidas de ti…es algo que no consigo olvidar.
Ahora sé lo que es sentirse vacía y sola, y me aterra sentirlo tan de cerca. No me atrevo a levantarme, parezco un muerto en vida.
De pronto, en la soledad de la habitación una luz me sorprende y me doy cuenta de que me miras a los ojos. Estás aquí, has vuelto y la voz no sale de mi garganta. Nuestras miradas se quedan prendidas durante lo que a mí se me antojan horas. Esos ojos oscuros que saben mirarme más allá de todo y ven dentro de mí.
-Te quiero –una sonrisa empieza  a asomar a tu perfecto rostro y echas la cabeza hacia atrás en un gesto de alegría.
-No sabes las veces que he esperado que me dijeras esas palabras –ahora soy yo la que sonríe como una tonta, incapaz de moverme del sitio.
-Estos días sin ti, han sido un infierno –te acercas y te sientas a mi lado. Tu mano acaricia mi rostro dejando el calor de tu toque bajo mi piel.
-No te imaginas lo mal que lo he pasado.
-No quiero que te marches nunca más –asientes con la cabeza mientras te acercas a mi oído. Tu aliento eriza mi piel, pero son tus palabras las  que se funden en mi alma.
-No lo pienso hacer. Te amo, princesa.

FIN

Ahora después de leerlo, quiero compartir con tod@s el vídeo de la canción que me inspiró:



Espero que os haya gustado. Besos. Raquel Campos.

Lury se fue a la guerra, que dolor que dolor que pena....

Hay cuatro escritoras, a lo sumo cinco, no quiero pensar que más, por que entiendo que la estupidez humana, como todo, tiene un límite, que van desprestigiando a todo lo que huela a autopublicación.


Completamente en serio. 

Además estas escritoras que lógicamente en su cerramiento automático de puertas mentales, ni siquiera se da la oportunidad de leer, va repitiendo como papagayo, lo que dicen por ahis, y a veces incluso se lo inventan.



Que si, que si, que a la parrala le gusta el vino, que no que no, que el aguardiente y el marrasquino.....y además parece un poco coloreada... Que pone faltas de acentuación y se come los pasteles de la vecina, y que decir de los lalesmos que la dan, eso es por la mala vida que ha llevado... Quie si es jamaicana y fuma hierba....




 Y claro tanta perdida de tiempo solo puede responder a dos cosas:

1. Realmente existen idiotas no diagnosticados en el mundo de esto de escribir.
2. Lo que jode que uno que no ha sido "elegido" por los dioses de la estafaliteraria no venda ni una primera edición de 100 libros, mientras una mindundi cualquiera de esas.... esta todo el rato en el número uno. 

Nonononono, no me miréis a mi, solo buscar en amazon quienes ocupan los primeros puestos de ventas generales, los autopublicados, por más que se esfuercen las editoriales de quitarles de en medio con contratos basura.

He dicho.

Momento publicitario. En esta semana sale a la venta el libro LAZOS DE NIEBLA, el cuarto libro de los Horton, sean amables y compren 200.000 ejemplares, que esta la cosa muy malita.